Síguenos en

Política

Reclaman que Zunino de «un paso al costado»

La ISJ retiró ayer de la Junta Departamental sobre las 15 y 30 el oficio por el cual le solicitaba anuencia para declarar de interés departamental, categoría «A», al Taller Americano de Libertad.

El deliberativo, que había sido citado en forma extraordinaria para considerar el asunto a las 20:00, igualmente se reunió, pero terminó siendo sólo para tomar conocimiento del hecho.

La comuna adoptó la decisión con el objetivo de aportar más información al Legislativo y, así, obtener su autorización. El Frente Amplio ya había expresado su postura contraria así como también varios de los ediles de Alianza por San José.

En ambos sectores, el retiro del oficio causó profundo malestar, siendo interpretado como un «ninguneo» del Ejecutivo a la corporación.

El edil Germán González consideró, incluso, que el asesor en Grandes Inversiones de la Intendencia, Francisco Zunino, debería dar un paso al costado.

«Es poco serio que faltando poco más de cuatro horas para que este cuerpo sesionara, el Ejecutivo tome una decisión como la que tomó», expresó al respecto.

Ana Gabriela Fernández, también del FA, dijo que lo ocurrido representó además «un manoseo» de la empresa, ya que afecta su imagen y seriedad, de la que manifestó no dudar.

Asimismo reiteró lo que la bancada de la coalición de izquierda expresara en conferencia de prensa el pasado viernes: que la Intendencia busca con este tipo de declaraciones compensar el incremento impositivo que significará para muchas empresas la recategorización de su suelo cuando, en este caso, se apruebe el Plan de Ordenamiento Territorial de Libertad.

Mirta Serena consideró que lo ocurrido fue «una muestra más de improvisación» del Ejecutivo. Gastón Camy, de Alianza -y presidente de la Junta- calificó lo sucedido como «un episodio triste».

Y compartió la sensación de «manoseo» de la que habló la edila Fernández. «Hay un manoseo del interés departamental, pero peor aún, de la gente que trabaja», sentenció.

El edil Pablo García del Frente Amplio, sostuvo que lo acontecido fue una expresión del «aterrajamiento de la gestión pública». «Siento vergüenza de este manoseo», manifestó, a la vez que pidió a la Intendencia que «empiece a tomarse las cosas en serio».

Como contrapartida, el edil del Sumate, Manuel Larrea, rechazó las expresiones de la oposición, remarcó la importancia de la empresa para la zona en la que se encuentra así como también las acciones de carácter social que promueve.

Del mismo modo, Larrea dijo que la declaración de interés departamental le habría significado solamente la exoneración del pago del tributo de patente por dos vehículos, ya que el predio en el que está asentada es propiedad de un particular, por lo que no aplica el dejar de pagar contribución.

Desde Alianza, una voz discordante fue la del edil Carlos Rodríguez, quien dijo ver positivo que el Ejecutivo haya retirado el oficio «si es para agregar mejor información».

También rechazó el argumento de que haya tomado esa decisión unas pocas horas antes de que la Junta sesionara, remarcando que a medianoche vencía el plazo para que la autorización del deliberativo quedara otorgada de hecho. «Qué estuvimos haciendo también todo este tiempo» se preguntó. «Tenemos que hacer también nuestra autocrítica», reclamó.

Pasados un par de minutos de las 21 horas, la sesión se levantó, ya que era el único punto del orden del día.

Más leídas