Síguenos en

Economía

Preparan nuevo ajuste de precios: a la carne importada y de cerdo

Brasil sube valores por alza del ganado y mayor exportación hacia China.

El precio de la carne bovina en el abasto interno aún no llegó al techo. La próxima semana, preparan un nuevo incremento de entre $ 20 y $ 30 por kilo para los cortes que llegan de Brasil, sin hueso y envasados al vacío. A su vez, el cerdo también acompañará ese incremento con una suba de entre $ 15 y $ 20 por kilo para las pulpas.

¿Por qué está subiendo el precio de la carne? Tanto en Brasil como en Uruguay el ganado gordo cotiza más alto y eso se traslada a la carne. La causa es la inusual demanda de China, que está comprando toda la carne bovina —incluso menudencias— y toda la carne ovina que puede y salió a romper el mercado, pagando valores históricos, como US$ 8 por kilo en caso del pesceto.

Uruguay está con muy poca oferta de ganado gordo, con menor oferta de carne bovina para el mercado interno y con precios históricos de US$ 4,35 para el novillo gordo, cuando el precio más alto que se había logrado era US$ 4 por kilo. En Brasil también subió el precio del ganado y el dólar.

Hoy el 95% de las pulpas vacunas sin hueso que se venden en el mercado interno son brasileñas, mayoritariamente de Río Grande do Sul, donde hay pocos frigoríficos que no están habilitados para exportar a China. Los que tienen la habilitación venden a al gigante asiático, esa es la prioridad.

Según datos que pudo recabar El País, los importadores uruguayos, desde mediados de enero en adelante, están recibiendo cotizaciones más altas para la carne que pretenden comprar y volcar al mercado interno. Cada vez que China habilita más frigoríficos en Brasil, se achica el espectro de abastecedores y los precios suben.

Incluso la carne que están vendiendo hoy en la plaza local la pagaron más cara y cada vez que hacen un nuevo pedido, enfrentan precios en suba.

Por el momento, el Ministerio de Ganadería descarta la posibilidad de importar asados bovinos desde Brasil, desde donde sólo entra carne sin hueso. En su momento los importadores y abastecedores habían planteado esa posibilidad a las autoridades sanitarias uruguayas, pero hoy está descartada, por más que Rio Grande do Sul tenga la misma categorización que Uruguay en cuanto a fiebre aftosa: libre de la enfermedad con vacunación.

A su vez, desde Argentina, se negocia con el Servicio Nacional de Sanidad (Senasa) la actualización de un protocolo vigente desde 2015/16, cuando Uruguay vendía carne bovina sin hueso y asados hacia la vecina margen del Río de la Plata.

Hoy se pretende traer asados, pero en Argentina, donde también incide China, los precios subieron y entre el valor al que pretenden vender los frigoríficos argentinos, más los gastos de importación, el asado argentino llegaría al abasto interno por encima del precio del producto uruguayo, según dijeron a El País algunos importadores y abastecedores.

En los últimos días, desde Brasil quedó habilitado una nueva planta frigorífica para exportar carne sin hueso a Uruguay. Es Frigorífico Zimmer, una planta pequeña de Rio Grande do Sul que incluso tiene carne Angus certificada.

Los primeros embarques de cortes para el abasto procedente de esta empresa estarán llegando los primeros días de diciembre. Serán pulpas envasadas al vacío. La empresa tiene más de 45 años de experiencia en la producción y exportación y está cerca de Porto Alegre. /Fuente: El País Foto: Campo Industria

Más leídas